Entrevista – The Soft Moon

El primer círculo de la Divina Comedia de Dante es el limbo. Un lugar, ni bueno ni malo, donde hay gente que estará eternamente deseando a dios sin poder tenerlo nunca. No todos pueden estar en el limbo. La vida requiere un equilibrio natural. Algunos están en el cielo y, otros, en el infierno. El infierno tiene nueve círculos, según Dante, pero para muchos puede ser inifinito.

Para Luis Vásquez, el infierno se definió como culpa y autoflagelación. Desde que inició su camino como The Soft Moon en 2010, su intención siempre ha sido liberarse. Con Criminal (Sacred Bones Records, 2018), su más reciente álbum, parece que lo ha conseguido.

El 10 de Octubre en la sala Apolo de Barcelona, fuimos testigos de un directo emocionalmente agotador y catártico. Días más tarde, he conversado con Luis sobre este proceso de sanación a través de la música:

Este es tu disco más íntimo y personal…¿Qué crees que fue el catalizador?

El álbum fue el resultado de años de ira reprimida. Sentí como si hubiera perdido el control. Al final me dejó con mucho odio hacia mí mismo. Necesitaba escribir este álbum para retomar mi vida, cogerla con mis propias manos. Sin Criminal no sé en qué condición me encontraría. Este disco tenía que suceder.

Debe sentirse extraño exponerse tan abiertamente, ¿Cómo ha sido la reacción del público hasta ahora?

He tenido mucha suerte. En los últimos años, rara vez he recibido críticas negativas. Sin embargo, cuando sucede, trato de no tomármelas en serio o dejar que me afecten.

Viajar como experiencia artística

Has vivido en Buenos Aires, San Francisco y ahora Berlín, ¿Esto ha redefinido el sonido de The Soft Moon?

Todo lo que he experimentado en mi vida afecta mi música, o debería decir, inspira mi música. Con más experiencias, viene más música. No tendría mucho que decir si me quedara en un lugar toda mi vida. Viajar es una de las experiencias de aprendizaje más importantes que un humano puede tener.

¿Tiendes a escribir todo solo?

Hasta el día de hoy sigo escribiendo solo. Es algo que pensé que, eventualmente, cambiaría. Me dije a mí mismo que algún día debía cambiar el proceso. Pero, me he dado cuenta que me gusta hacerlo así y lo he aceptado. Aceptarlo me ha dado una sensación de paz.

¿Con qué banda o músico actual te gustaría colaborar?

He compartido el escenario con -literalmente- todos en mi lista de sueños. Tengo que agradecerte esta pregunta porque me hizo mirar hacia atrás y darme cuenta de lo lejos que he llegado con mi música.

¿Estás leyendo o escuchando algo en particular en este momento?

Estoy en el proceso de escritura para un futuro cercano. Tiendo a no escuchar mucha música para mantenerme puro con mi expresión. Pero, lo que he estado escuchando son bandas sonoras de películas independientes y grabaciones de campo.

The Soft Moon: La ambivalencia poética de una cicatriz

La ira como elixir creativo. Trauma como musa mnemónica. Dolor buscando una forma de expresión adecuada. El poeta maldito que sangra con su creación. La manera en la que Luis ha decidido lidiar con sus demonios ha sido, también, a través de la creación.

Además del trabajo creativo, las personas con depresión intentan meditación, terapia, etc. ¿Has trabajado solo con la creación?

Hasta hace poco, solo había utilizado la creatividad como un medio de terapia. A finales del año pasado aprendí a cuidarme y amarme escuchando lo que mi cuerpo necesita. El ejercicio se ha convertido en una gran parte de mi vida. Me ha ayudado drásticamente a destruir mi ansiedad.

¿Has encontrado una manera de lidiar con tus propios demonios?

A través de la música. Es en realidad el único propósito de The Soft Moon para mí. Hay un gran agujero negro en lo que respecta a mi pasado, del cual no tengo idea. Todo lo que sé es que, sea lo que sea, me dejó un desastre. Ahora estoy tratando de revelar a través de mis canciones lo que he bloqueado. Con el tiempo, mi música ha ido revelando una historia.

¿Estás en camino a un verdadero Luis Vásquez?

Seguro. He hecho mucho trabajo conmigo mismo. Ahora estoy mejor que nunca. La ironía detrás de todo esto, sin embargo, es que una vez que alcance el punto de sanación, la misión que tengo con The Soft Moon estará completa.

¿Qué le dirías a alguien que ha estado conteniendo una situación dolorosa durante años?

Aprendí que no importa cuán doloroso sea. Lo importante es no tratar de escapar de tus pensamientos y sentimientos. Para aprender sobre ti mismo necesitas escuchar tus sentimientos y aceptarlos, sin importar cuánto lastimen para curarte.

Entrevista publicada originalmente en Crazymids.es

Leave a Reply